Vitaminas y minerales para los huesos

SUPLEMENTOS PARA LOS HUESOS:

VITAMINAS Y MINERALES


Los suplementos pueden ayudar a mantener los huesos en mejor estado. Es conveniente consultar con el médico en caso de tomar alguna medicación la conveniencia del uso de alguno de los suplementos, especialmente cuando se toma algún medicamento.

Los principales suplementos para los huesos son:

Suplementos de calcio: Tomados en forma de cápsulas, los suplementos de este mineral son muy útiles para la calcificación de los huesos. La dosis habitual se establece en 1200 mg diarios repartidos en las comidas principales. No debe abusarse de la ingestión de este suplemento pues, tomado en cantidades elevadas, puede impedir que se absorban otros minerales necesarios para el cuerpo.

Suplementos de vitamina D: Los suplementos de vitamina D son útiles para permitir la absorción del calcio. Estudios realizados con gente mayor que tomaba suplementos de calcio y vitamina D han demostrado una mejoría en la resistencia de sus huesos y un porcentaje de casi el 50 % menos de probabilidades de sufrir fracturas de caderas, un tipo de lesión muy habitual en personas mayores con osteoporosis.

Es importante tomar estos suplementos cuando se vive en lugares con poco sol o cuando se trabaja en lugares no soleados la mayor parte del día y no se pueden tomar unos quince minutos diarios de baños de sol que son necesarios para la producción de esta vitamina. La dosis usual para esta finalidad de vitamina D se establece en 500 mg diarios, repartidos en dos tomas diarias.

Suplementos de vitamina C: la vitamina C previene la oxidación de las células de los huesos y ayuda a hacer los músculos y los tendones más fuertes. Esta vitamina ayuda a producir más estrógenos en la menopausia, por lo que ayuda a disminuir el proceso de descalcificación que se produce durante esta época. . Las dosis habituales se sitúan en unos 2000 mg diarios, repartidos en dos tomas.

Suplementos de boro:este mineral interviene en la producción de estrógenos que ayudan a fijar el calcio. La dosis se establece en 3 mg diarios.

Suplementos de magnesio: Necesario para que la vitamina D pueda funcionar. La dosis se establece en unos 500 mg al día repartidos en las dos comidas principales.

Suplementos de manganeso: El manganeso es necesario para asimilar otros minerales. La dosis se establece en unos 20 mg diarios, repartidos en dos tomas.

Otros suplemento que podría ser interesante para mejorar la absorción de los diferentes minerales es el cinc ( 30 mg diarios)

Anuncios

Los comentarios están cerrados.

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 59 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: