Científicos hallan una manera de soldar fracturas más rápidamente

Un estudio con ratones sugiere que la proteína Wnt podría ayudar también a los seres humanos que tienen fracturas

Por Amanda Gardner
Reportero de Healthday

MIÉRCOLES, 28 de abril (HealthDay News/DrTango) — Investigadores de la Stanford han hallado una manera de acelerar significativamente la curación de fracturas en ratones, una proeza que, si se repite en seres humanos, podría implicar que los pacientes de fracturas podrían liberarse de sus yesos mucho más pronto.

“Eso tiene implicaciones enormes”, señaló el Dr. Victor Khabie, codirector del Instituto ortopédico y de médula espinal del Hospital de Northern Westchester de Mt. Kisco, Nueva York. “Las fracturas son un problema grave, pero son apenas la punta del iceberg”.

La técnica podría ayudar a soldar también huesos y muchas otras cirugías que dependen del crecimiento óseo y de la curación de los huesos para tener éxito, agregó.

“Muchas de las cirugías que hacemos dependen del crecimiento óseo de la curación de los huesos y muchas de estas cirugías fallidas tienen que ver con el hecho de que el hueso nunca sana o nunca suelda”, explicó Khabie

Además, esto podría tener aplicaciones más allá de los huesos.

“No se limita a las lesiones óseas”, señaló el Dr. Jill Helms, autor principal del estudio publicado en la edición del 28 de abril de Science Translational Medicine. “Hay mucho interés en la función que tiene [la proteína usada en estos experimentos] en la reparación y la regeneración tisulares”.

Eso también incluye la sangre, las células neurales y cardiacas, agregó Helms, profesor de cirugía y de cirugía plástica y reconstructiva de la Facultad de medicina de la Universidad de Stanford.

La investigación tomó una parte de las vidas de animales que pueden regenerarse por sí mismos, como el pez cebra y los platelmintos.

Los científicos ya saben que esta capacidad se debió en parte a una clase de proteínas, las Wnt.

Aunque los mamíferos no cuentan con esa misma capacidad innata de regeneración, los investigadores especularon que, con la ayuda de las proteínas Wnt, quizá puedan.

Los investigadores en realidad realizaron dos experimentos, ambos para comprobar la idea de que los tejidos podrían sanar más rápidamente si la señal de la Wnt aumentaba.

Primero usaron un método genético, con ratones que habían sido tratados con ingeniería genética para responder mejor a una señal de Wnt, luego administraron Wnt purificada por medio de partículas de grasa conocidas como liposomas.

La otra estrategia consistió en elevar los niveles de proteína Wnt en ratones normales. Ambos grupos de ratones habían sufrido lesiones óseas.

“Ambos experimentos mostraron lo mismo, que cuando las señales de Wnt se prolongaban en el lugar de una lesión, la curación era mucho más sólida”, informó Helms. “Cuando proporcionamos esta forma de la proteína en una pequeña partícula de lípido en el lugar de una lesión, aceleramos la curación de manera drástica”.

De hecho, en los primeros tres días, esos ratones tuvieron 3.5 veces más hueso que los ratones de los demás grupos, según la información de respaldo del estudio.

Helms y sus colegas creen que la Wnt hace que las células madre de los huesos se dividan más y se conviertan en células generadoras de huesos mucho más pronto.

J. Edward Puzas, profesor de ortopedia y decano asociado principal de investigación básica del Centro médico de la Universidad de Rochester, agregaron que la idea también podría beneficiar a la gente que sufre fracturas potencialmente mortales debido a la osteoporosis.

En estudios continuos separados, Puzas está hallando que Forteo, un medicamento para la osteoporosis, también resulta útil para soldar huesos.

El grupo de la Stanford ahora está expandiendo su trabajo para acelerar la regeneración tisular luego de las lesiones cutáneas, los ataques cardiacos y el accidente cerebrovascular.

Más información

La Academia Estadounidense de Cirujanos Ortopédicos tiene más información sobre las fracturas.
Artículo por HealthDay, traducido por DrTango

FUENTES: Jill Helms, Ph.D., DDS, professor, surgery and plastic and reconstructive surgery, Stanford University School of Medicine, Palo Alto, Calif.; Victor Khabie, co-director, Orthopedic and Spine Institute, Northern Westchester Hospital, Mt. Kisco, N.Y.; J. Edward Puzas, Ph.D., professor, orthopedics, and senior associate dean, basic research, University of Rochester Medical Center, Rochester, N.Y.; April 28, 2010, Science Translational Medicine © Derechos de autor 2010, HealthDay

Anuncios

Los comentarios están cerrados.

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 59 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: