La Osteoporosis


 

La osteoporosis es una enfermedad en la que el hueso se vuelve más poroso, delgado y frágil, por lo tanto la resistencia mecánica a las fuerzas y tensiones que soporta diariamente, es mucho menor; aumentando el riesgo de sufrir fracturas. La enfermedad afecta a una de cada cinco mujeres de más de cuarenta y cinco años, y a cuatro de cada diez de más de setenta y cinco años. De esta forma condiciona un problema socio-sanitario, ya que es la principal causa de fracturas óseas en mujeres después de la menopausia y en ancianos.

Ahora bien, ¿por qué el hueso se vuelve poroso y frágil?, porque pierde masa ósea (proteínas y minerales, fundamentalmente calcio). ¿Cómo la pierde?, en el hueso hay procesos en continua remodelación: la masa ósea se forma y se reabsorbe constantemente. A partir de los treinta y cinco años de vida aproximadamente, (la edad pico de acumulación de masa ósea), comienza a haber pérdidas normales de masa ósea en pequeñas cantidades por el resto de la vida, si a esto se le suman factores que aceleran dichas pérdidas, el proceso se acelera.

Los síntomas a través de los cuales se manifiesta la enfermedad son la aparición de fracturas que originan dolor; las zonas principalmente afectadas son las muñecas, las vértebras y la cadera. La fractura vertebral, suele producirse ante mínimos esfuerzos o pequeños traumatismos; se produce un dolor intenso en la zona con limitación de los movimientos.

¿Cuáles serían los factores que favorecen el desarrollo de osteoporosis? Una mayor probabilidad de engendrarla se relaciona con el antecedente de la enfermedad en la familia, la menopausia precoz o quirúrgica, consumo de alcohol o cafeína, tabaquismo, períodos de amenorrea, medicamentos (como por ejemplo: la ingesta de corticoides por períodos prolongados), las enfermedades concomitantes (como la enfermedad tiroidea, la artritis reumatoide, la absorción intestinal de calcio deficiente, y otras), una dieta pobre en calcio por períodos prolongados, la vida sedentaria y la avanzada edad.

¿Cómo evitar contraerla?

La prevención se realiza mediante la corrección de los factores de riesgo y la adopción de medidas higiénico – dietéticas adecuadas. Hoy en día, contamos con análisis y estudios radiológicos que, aplicados al paciente, pueden identificar a aquellos que están sufriendo una rápida y acelerada pérdida de masa ósea, e instaurar un tratamiento lo más rápidamente posible.

El primer procedimiento para prevenir la osteoporosis consiste en lograr todos los requerimientos necesarios para alcanzar un buen pico de masa ósea, al llegar a la madurez esquelética, alrededor de los treinta y cinco años. Para ello, durante la adolescencia y la juventud, se recomienda una ingesta adecuada de calcio con los alimentos o complejos vitamínicos, un ejercicio físico adecuado, la supresión del tabaco y alcohol. De esta forma, si en la madurez ósea la reserva de calcio es suficiente, a pesar de la pérdida que se iniciará a partir de esta edad la carencia se notará de forma mucho más tardía.

La vitamina D es fundamental para la regulación del metabolismo del calcio. Una exposición al sol de 30 minutos al día es suficiente para estimular la producción en el organismo de cantidades adecuadas de vitamina D, y si esto no es posible se deberá recurrir a preparados farmacológicos que la contienen.

Por otro lado, después de la menopausia, con la disminución brusca en la producción de hormonas, principalmente de estrógenos, se acelera el metabolismo de calcio con pérdida del mismo; por ello a este grupo de mujeres se les recomienda aumentar la ingesta de calcio. Los alimentos que más calcio contienen y son útiles en estos casos son la leche y sus derivados, especialmente el queso; en caso de intolerancia a los lácteos, se puede indicar reemplazarlos con sales de calcio. En algunos casos, es necesaria la medicación con estrógenos.

Con respecto a la actividad física aconsejable, es suficiente caminar de 30 a 60 minutos, 3 – 4 veces a la semana en forma metódica y continua. Y en cuanto a los elementos nocivos para la enfermedad, deben suprimirse los tóxicos como el alcohol y el tabaco.

En resumen, la osteoporosis es una enfermedad de los huesos en la que éstos se vuelven frágiles y se fracturan con facilidad. Desde la medicina, el especialista ayuda a individualizar los pacientes con factores de riesgo, establecer la estrategia para la corrección de los mismos y la adopción de medidas higiénico – dietéticas adecuadas a cada caso.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 59 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: