Fumadores demoran mas en soldar huesos

Los fumadores que se quiebran los huesos tardan bastante más en soldarlos. Pero los científicos estudian ahora si abandonar el hábito de fumar por al menos una semana o dos después de una fractura puede representar alguna diferencia entre una recuperación rápida y una lenta.

“Hay una posibilidad”, vaticina el especialista en ortopedia Michael Zuscik de la Universidad de Rochester.

Si está en lo cierto, podría cambiar completamente la práctica ortopédica.

El daño de los huesos es uno de los problemas del tabaco menos difundidos.

La primera vez que muchos fumadores escuchan sobre el problema es cuando necesitan una operación de la columna que los cirujanos no realizan a menos que el paciente deje el hábito, y para comprobarlo efectúan un examen de orina. Esto es así porque es mucho más probable que la cirugía tenga más problemas en fumadores.

Los fumadores que se quiebran una pierna, por ejemplo, necesitan un 62% más de tiempo para soldar el hueso.

Asimismo, no se sabe con exactitud cómo el hábito de fumar puede alentar la osteoporosis, un debilitamiento de los huesos.

La nicotina provoca una fuerte adicción y pueden realizarse repetidos intentos de dejar el hábito. Aquellas personas que tratan de abandonarlo con frecuencia usan parches de nicotina o chicles para quitarse la costumbre.

Aquí está el problema: Las investigaciones preliminares de Zuscik sugieren que la nicotina podría ser un responsable clave del daño de los huesos y que sus efectos son inmediatos al afectar a las células troncales almacenadas en la médula ósea _también llamadas células madres del mesénquima_ que son las que comienzan a soldar un hueso lastimado.

“Los pasos más importantes que ocurren con relación a estas células madres del mesénquima, tienen lugar durante los primeros días o semanas del proceso de soldado” de un hueso, explica Zuscik. “Todo se desbarata”.

Con un nuevo subsidio de 1,4 millón de dólares del departamento de Defensa, Zuscik intenta probar esa teoría, y verificar si dejar de fumar durante un período corto después de quebrarse un hueso o de haber tenido una operación de huesos podría ayudar a los fumadores a recuperarse más rápido.

Si bien la relación entre el hábito de fumar y el daño de los huesos es clara, nadie sabe el por qué, sostiene el doctor Thomas Einhorn, presidente del departamento de cirugía ortopédica de la Universidad de Boston.

La nicotina podría no ser la única responsable. Existen numerosas toxinas en los cigarrillos.

Pero el equipo de Rochester dice que su teoría es plausible. Y es crucial investigarla porque si es correcta, utilizar parches de nicotina o chicles inmediatamente después de una lesión de huesos podría ser tan malo como continuar fumando.

La teoría deberá ser investigada durante algunos años en animales, antes de que pueda ser examinada en fumadores, dijeron los científicos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 59 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: